08
Ago
07

Carta de un barman a un cliente pesado

En general, nunca me ha gustado el bullicio. Me gusta llegar a “mi” bar o “mi” cafetería a desayunar y sentarme en una mesa con un libro (creo que lo de mi afición a los libros ya lo he comentado en alguna ocasión), disfrutar de una buena lectura acompañada de un café solo, un zumo y, si es posible, un suizo (que normalmente se acaba transformando en un donut… también he hablado de eso en alguna ocasión).

barra-de-bar.jpg

Por eso, cuando llego al bar de siempre, en el que me tomo mi café de siempre con mi zumo de siempre, en mi mesa de siempre y con el libro que toque (que no siempre es el mismo) y veo que hay “puñaladas”, ya no para sentarse, sino simplemente para pedir una consumición, no puedo sino recordar una carta que leí en un blog (se lo recomiendo a todo el mundo, http://historiasdeuncamarerodecadente.blogia.com).
Se trata de una carta que el camarero escribe a un cliente de la barra. Con todos los respetos y pidiéndole mil permisos para reproducirla, os la adjunto en las líneas siguientes:

Querido cliente:

Ya sé que lleva usted media hora esperando en la barra a ser atendido. No obstante, si usted no es tonto, podrá comprobar que hay mucha más gente esperando a ser atendida y que en este instante, a la persona que atiendo lleva media hora y un minuto esperando más que usted, por más que usted se empeñe en afirmar lo contrario.

Tambien sé que esa persona humana que acaba de llegar a la barra debería de servirla despues de usted, puesto que usted lleva media hora esperando, pero como sabrá comprender, esa persona humana es conocida mía y deseo atenderla en primer lugar, puesto que usted no es conocido mío y por mí se podría morir mañana. Como habrá observado, esto no es una carniceria y no hay una cola de señoras (y algún señor) donde pedir la vez o, en su defecto, un expendedor de tiquets con el número de turno que tanto abundan en las carnicerias.

Le informo de que no es usted ni invisible ni mudo, y que yo no soy ni sordo ni ciego (puesto que le veo y le oigo cada vez que paso por su lado). Le veo porque insiste continuamente en levantar la mano mientras me hace gestos, y le oigo porque no para de repetir lo que quiere pedir, que usted es el siguiente o que le atienda, por favor. No es que no quiera saber lo que desea tomar, simplemente es que me da exactamente igual. Cuando quiera saber qué es lo que quiere tomar, que será cuando vaya a atenderle, ya se lo preguntaré yo. No tiene por qué repetírmelo cada vez que paso por su lado.

No obstante, si usted no está conforme con el servicio que se le dispensa, sepa usted que será bien recibido en la puta calle o en otro local donde los camareros tengan filosofía de máquinas de tabaco y crean que aguantar a tipos como usted merece la pena por el salario que cobran, que vaya usted a saber cuánto es.

Así pues, atentamente se despide muy suyo.

El que le escupió en el vaso: EL BARMAN.

Tal y como reza la categoría de este pensamiento, “es como la vida misma”.
Gracias, Camarero Decadente, por hacerme hacernos pasar esos momentos.

Anuncios

0 Responses to “Carta de un barman a un cliente pesado”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


¿Qué hay de nuevo, viejo?…

Desayunando con…

Ayer: Con sueño

Hoy: Con más sueño

Búsqueda por categorías

Espacio-tiempo…

agosto 2007
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Lo que viene de Twitter…

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

La insoportable levedad del ocio…

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 5 seguidores

Estadísticas...

  • 86,483 hits

A %d blogueros les gusta esto: