22
Feb
10

Autopsias de canciones (I)

 Empezamos (tercera persona mayestática, como Ellalaraña) una sección cuya finalidad no sirve (aunque puedas pensar lo contrario) para “destripar” canciones, sino para abrir los ojos a la población mundial y mostrar qué es lo que dicen de verdad. Todos hemos vivido muy engañados estos años y ya es hora de que alguien le ponga remedio.
Sé que con esta sección voy a desmitificar muchas de las alegres melodías de nuestra infancia, y que con ello os haré mucho daño, pero sólo quiero demostrar una cosa: que los autores de canciones infantiles son unos cabrones sin escrúpulos cuya única función en la vida es corromper a los pobres niños… y así hemos salido.
Por cierto, acepto peticiones para otras canciones.
Vamos con la primera:

Al pasar la barca
me dijo el barquero
las niñas bonitas
no pagan dinero

No tenemos información de a dónde coño quería ir la niña en cuestión, pero algo sí está claro, que estaba en la orilla de algún sitio con agua (ya que es muy jodido arrastrar una barca por la tierra).
Así que ya tenemos una niña viajera y un medio de transporte con chófer.
Ahora, el barquero, le suelta un piropo y la invita a subir a su barca de forma gratuita. Teniendo en cuenta que ese es el medio de vida del barquero, es muy sospechosa su actitud. Vamos, que seguro que va buscando algo.
Nótese, además, que la niña está narrando, en primera persona y tiempo pasado, lo que le ha ocurrido. ¿A una amiga? ¿A la policía? ¿Al psicólogo forense? Una prueba más de que algo ha ocurrido. Sigamos.

Yo no soy bonita
ni lo quiero ser
tome usted los cuartos
y a pasarlo bien.

En esta segunda estrofa ya se empieza a vislumbrar parte de la historia. Desde 1967, la Universidad de Kanfort tiene abierta una investigación sobre esta parte de la canción (lo que los técnicos denominan “Choni´s way”), y han llegado a la conclusión de que el mensaje que se oculta es el siguiente: “¿A que te pego una patada en los cojones, barquero de mierda? No te jode, anda y que te den por culo”.
Sin embargo, hay otra línea de investigación (la denominada por los técnicos como “Bibian Aid way”). La niña, tras el piropo, entra en clara depresión e intenta defenderse del ataque sexista y machista del barquero con una negación evidente del yo, y con ello demuestra una clara infravaloración personal fruto de la agresión verbal.
A continuación, asustada por el barquero, le da el dinero que lleva encima y se deja llevar y/o hacer lo que sea, pues el susodicho conductor de naos tiene pinta de ser una persona agresiva (es más, fruto de la desesperación, le anima para pasar el trago lo antes posible con un “y a pasarlo bien“).

Al volver la barca
me volvió a decir
las niñas bonitas
no pagan aquí.

Consumado el acto, el barquero se va, pero vuelve al rato una vez recuperado y con más ganas de juerga. Vuelve a piropear a la niña, ya que la vez anterior dió resultado esa táctica…

Yo no soy bonita
ni lo quiero ser
las niñas bonitas
se echan a perder.

Ya es evidente que la niña podrá ser pequeña pero no gilipollas, y que se ha dado cuenta de lo que busca ese tío. Vuelva a intentar mostrarle su fealdad para ver si de ese modo el barquero la repudia y se olvida un rato de ella. Y termina con “las niñas bonitas se echan a perder“, en un intento de autoafirmación y para mostrar que, al ser ella fea, haya pasado lo que haya pasado, puede seguir con la vista alta, pues no se ha echado a perder. Es complicado de entender la primera vez, por lo que te recomiendo que te tomes cinco cervezas y lo vuevas a leer.

Como soy tan fea
yo le pagaré
¡Arriba la barca
de Santa Isabel!

De perdidos al río. El barquero se ha dado cuenta de que la niña es fea, y que él se merece y puede aspirar a algo más. La niña se percata que puede perder una ración de buen sexo, y ya está dispuesta a pagar (y a darse de bofetadas por la táctica que ha llevado a cabo de “hacerse de rogar”). Lo que no acabo de entender es la vena mística que le entra… seguiremos investigando.

Anuncios

2 Responses to “Autopsias de canciones (I)”


  1. 1 fan99
    12 enero, 2011 en 12:10 pm

    Yo me acuerdo de la canción que sonaba como “Si tu fumas Phillip Morris guachiquei, Si tu fumas Phillip Morris guachiquei”. Si es que ya se inculcaba el consumo de tabaco (Phillip Morris es la tabacalera que hace Marlboro y Chester, entre otras) a los niños.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


¿Qué hay de nuevo, viejo?…

Desayunando con…

Ayer: Con sueño

Hoy: Con más sueño

Búsqueda por categorías

Espacio-tiempo…

febrero 2010
L M X J V S D
« Dic   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Lo que viene de Twitter…

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

La insoportable levedad del ocio…

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 5 seguidores

Estadísticas...

  • 86,483 hits

A %d blogueros les gusta esto: